Home Crónicas Crónicas Caurrozas Crónica del partido de 3ª Regional Boadilla - Caurrozas - 18 dic 2010

Crónica del partido de 3ª Regional Boadilla - Caurrozas - 18 dic 2010

E-mail Imprimir

 

Los héroes de Boadilla: Boadilla 105 - 5 Caurrozas

 

Gris se presentaba la tarde en el estadio del Tasman Boadilla RC. Ya en horas nocturnas, con niebla y fina lluvia cinco jugadores del míticoproverbialquiméricoutópico equipo del CAUrrozas esperaban el comienzo del partido. El dudoso Raffi Hanifa, uno de los destacados en la jornada anterior, así como otros jugadores habituales requeridos por el primer equipo, finalmente no pudieron acudir a la cita. El propio árbitro que llegaba 5 minutos antes del comienzo del mismo, no sabemos si hay una hora límite para que aparezcan o alguna regla que aplique a los árbitros. Para esta hora el equipo de los viejos rockeros juntaba hasta 12 elementos, de los cuales algunos muy tocados físicamente, como Chencho el Bramido de Ponferrada con el costillar revenido o Avelino el Apolíneo con fascitis plantar caballar.
 
A pesar de todo como casi siempre aún en situaciones de obvia inferioridad el oficio de míticoproverbialquiméricoutópico CAUrrozas parecía contener el juego del club local e incluso atacar de igual a igual a un equipo 30 años más joven y entrenado … Hasta que llegaron una sucesión de jugadas decisivas del Apolíneo: patada en 22 con la uña a contrario que agradece sinceramente posando bajo palos, fallo de placaje junto a la melé (el Apolíneo no se había puesto 3 en 1 en la bisagra esa tarde) que de nuevo el educado equipo local agradece de igual manera y dos entradas en la zona de ensayo rival que no consigue posar por el exceso de intestino entre los brazos y el suelo.
 
Finalmente en el minuto quince en una salida 9-8 de la melé Apolíneo Eros se lanzaba por tercera vez sobre la línea contraria la fascitis plantar le dice que “hasta aquí hemos llegao” y lanza una punzada agudísima sobre el puente/arco de la lujuriosa pezuña trasera derecha de Apolíneo, que se ve obligado a arrastrarse rodando fuera del mismo. 28-0 en el marcador en contra de CAUrrozas, ¡Apolíneo había encauzado el partido! Lamentablemente en el momento en que podían empezar a mejorar las cosas para el equipo del CAUrrozas apareció Calitos Oteo con lo que la ventaja que suponía la salida de Avelino se cancelaba con la entrada de Oteo. Definitivamente no tenía suerte CAUrrozas. Incluso 5 minutos antes uno de los jóvenes jugadores del CAU Metropo que reforzaron con calidad y casta a los CAUrrozas se había roto los isquiotibiales de uno de sus muslámenes dejando a sus compañeros en 11.
 
El partido transcurrió pues por cauces similares. Roturas en velocidad del Boadilla que difícilmente CAUrrozas podía contrarrestar. Si bien hubo tornillos de mérito por los delanteros blanquinegrivioletas, un repertorio arrancadas y combinaciones de aperturas interesantes -iniciadas siempre por el pitufo francés Bastián, 1,10 metros de altura y 35 kg de peso definitivos- y patadas tras la línea enemiga, el hecho de ser 4 jugadores menos pagaba factura y los corredores boadillanos tarde o temprano encontraban huecos pese a los ingentes esfuerzos placadores de Bastián, bravísimo y muy técnico en el placaje y con la ventaja de que sus hombros en posición de puntillas quedaban a la altura de los tobillos de los rivales, Omar, Oteo y los jóvenes jugadores que nos reforzaban. La cantera CAUrroza no deja de producir valores, como Chencho y Caballo.
 
En una de esas jugadas en las que todo el equipo colaboró, nuestro saltador de 1 ó 2 metros Ángel Mora consigue un ensayo impecable, tras movimiento profundo de la delantera hacia la derecha seguido de una apertura de libro hacia el lado contrario hasta el ala ¡con sólo 11 jugadores! … Cualquiera que entrara al coliseo boadillano en esos instantes leería otro partido, pensaría que el CAUrrozas estaba arrasando a la caterva local.
 
Pero en definitiva, con 11 jugadores varios de ellos lesionados, éstos 11 deben elevarse a la categoría de héroes. Gracias a ellos el CAUrrozas no volvió la cara en todo el partido. Nos la pusieron más morada que nuestras camisetas pero nosotros poníamos una y otra vez uno y otro carrillo para balancear la inflamación.
 
El trofeo al mejor jugador del partido va para el pigmeo gabacho-franchute Bastián, que con su metro escaso realizó unos placajes impresionantes en contundencia, brillantez y en número, aprovechando su bajura, así como buenos ataques en solitario muy difíciles de parar (hasta 5 jugadores contrarios y alguno nuestro que estorbaba se necesitaban) y dando una excelentes salida al balón como medio de melé. Mención especial a Omar, muy bravo todo el partido, y con también un número considerable de placajes, y al desalmado Oteo, que finalmente no lo hizo tan mal, placó, atacó con el balón y con la patada con criterio y se le nota definitivamente su entrenador personal de rejuvenecimiento Juvenal, los garitos que con el visita le hacen estar en un estado mental eufórico.

Avelino

Actualizado ( Lunes, 20 de Diciembre de 2010 20:38 )  

Comentarios  

 
0 #1 marcial 20-12-2010 20:06
Bravo Avelino, . . . digo Apolineo!!!, y como bien dices, . . . unos heroes los que bajasteis y jugasteis.
 

Para poder realizar comentarios es necesario estar registrado en la página y aprobado por los administradores.

Acceso usuarios



  • CAU Madrid R.C.
  • Club Deportivo Canal de Isabel Segunda
  • Practica Deporte
  • Universidad Rey Juan Carlos
  • Construcciones AG
  • LAN Airlines
  • Gestilar
  • ALK Obras
  • ESET Servicios Auxiliares
  • Oomuombo
  • La Terracita